Sabemos que deber dinero puede ser estresante y difícil. Aunque nuestra misión es recaudar la mayor cantidad de dinero adeudado de la forma más rápida y eficiente posible, nuestras prácticas de cobro tienen en cuenta que todas las personas son diferentes y tienen distintas circunstancias. Nuestro personal, que cuenta con mucha experiencia y ha recibido mucha capacitación, se esfuerza por ser flexible en nuestras prácticas de cobro.

Una de nuestras estrategias clave es ayudar al deudor a comprender y apreciar su obligación y su responsabilidad de pagar su deuda. Le ayudamos a reconocer el valor y la necesidad de mantener una buena situación crediticia saldando su deuda en tiempo y forma.

Siempre trabajaremos en primera instancia para obtener el pago completo de su deuda. Si eso no es posible, trabajaremos con usted para crear un plan de pago. Logramos esto escuchando, comprendiendo, siendo creativos y sugiriendo alternativas. El plan de pago que le ofrecemos debe ser posible para usted y a la vez proporcionar beneficios al departamento o la división de la Corte o el Condado en cuyo nombre estamos cobrando la deuda.

Por lo general, nuestro proceso consiste en:

  • Obtener información sobre sus finanzas y evaluar sus obligaciones financieras
  • Desarrollar un plan de pago realista que no le cause dificultades excesivas a usted, pero que satisfaga al departamento o la división de la Corte o el Condado en cuyo nombre estamos cobrando la deuda
  • Iniciar medidas legales como embargo de salario o el programa de interceptación fiscal, si es necesario